Zelaya y un 1º de mayo triste

Zelaya, sin ánimos de festejar tras las lluvias e inundaciones. 


Nuevamente, el Santo no salió por las calles del pueblo.

Como cada 1º de mayo el pueblo de Zelaya celebró el día de su Santo Patrón San José Obrero, pero está fue la fiesta patronal más triste de que vivió la localidad.

Durante la semana, no había amnios de celebración por las calles del pueblo, ni en la gente, ni en las redes sociales. Un fuerte temporal azotó la provincia de Buenos Aires y con ello trajo la crecida del río Luján. Provocando así que gran cantidad de poblares de Zelaya nuevamente se le ingresen aguas en sus hogares, no solo esto sino las aguas cloacales de Pilar del Este.  

El 30 de abril (126 aniversario de la estación Zelaya), la Municipalidad del Pilar avisa de manera oficial la suspensión de los festejos patronales en la estación debido a las fuertes lluvias y que el campo del ferrocarril se encontrara inutilizable. 

Celebración en la Parroquia

Durante la mañana del 1º, la Parroquia Nuestra Señora de Luján y San José Obrero abrió las puertas para el inicio de Santa Misa incluyendo a esto la procesión con el Santo que estaba prevista a las 10.30. El sacerdote Carlos Bernotne decidió no hacerla debido a la lluvia (en ese momento no llovía) en donde la mayoria de las personas quierian salir por las calles del pueblo con el Santo.  

Este es el tercer año consecutivo que por decisión de Carlos Bernote, San José Obrero no sale por las calles del pueblo. Para muchos pobladores esto es una falta de respeto al Santo, al pueblo y a la identidad de la localidad. 

La parroquia de apoco va quedando vacía, los feligreses optan por ir a otro lado debido a los malos tratos que tiene dicho Sacerdote con la comunidad, mientras tanto el acto protocolar se realizará el 6 de mayo. 

Entradas populares